NOTICIAS

Volvo Cars y POC desarrollan la primera prueba mundial de choque entre vehículos y cascos para ciclistas

Para mejorar la seguridad vial

Para descargar fotos: https://we.tl/t-7dSBWvt5ND

Para descargar videos: https://we.tl/t-3HoqlvkFfz

Volvo Cars, líder en seguridad automotriz, se asoció con la marca sueva deportiva POC para realizar una serie de pruebas de choque entre cascos para ciclistas y automóviles, las primeras en el mundo, como parte de un innovador proyecto de investigación dirigido a brindar mayor protección a los ciclistas.

Esta asociación es el ejemplo más reciente del liderazgo de Volvo Cars en el desarrollo de la seguridad y de su propósito de mejorar la seguridad vial a través de colaboraciones y el intercambio de conocimiento.

Los accidentes entre vehículos y bicicletas pueden provocar lesiones graves o la muerte, y es por esto que Volvo Cars tiene una clara estrategia para evitar este tipo de eventos con la ayuda de tecnologías de seguridad activa.

La detección de ciclistas con frenado automático utiliza las cámaras y los radares del vehículo advirtiendo al conductor de una colisión inminente y aplicando los frenos si es necesario. Este es un desarrollo del sistema de detección de peatones y frenado automático de emergencia de Volvo Cars, en línea con su visión de seguridad.

El proyecto de investigación Volvo-POC consiste en pruebas de choque especialmente diseñadas en las instalaciones de investigación de seguridad en Gotemburgo, Suecia, y es parte de un proyecto para comprender los tipos de lesiones de largo plazo sufridas por ciclistas. 

Durante estas pruebas, los cascos para ciclistas POC son utilizados en las cabezas de maniquíes que se colocan sobre una plataforma de prueba, desde las que son lanzadas hacia diferentes áreas del capó de un Volvo estático a diferentes velocidades y ángulos, y con el propósito de realizar distintas mediciones.

Las pruebas están basadas en procedimientos de testeos reglamentarios ya existentes para la protección de la cabeza de los peatones. Esto permite que Volvo Cars y POC puedan hacer una comparación directa entre el hecho de usar, o no, un casco.

Actualmente los procedimientos para probar cascos de bicicletas son bastante rudimentarios, incluyendo cascos que caen desde diferentes alturas o desde ciertos ángulos y que no toman en cuenta los posibles accidentes entre bicicletas y vehículos. El proyecto Volvo-POC tiene como objetivo perfeccionar y avanzar en tales pruebas.

Lo aprendido gracias a este proyecto de investigación ayudará a POC a hacer cascos más seguros y que protejan de una mejor manera a las personas en casos de accidentes entre bicicletas y vehículos, mientras que para Volvo Cars estas pruebas proporcionan información y aprendizajes valiosos sobre este tipo de accidentes para futuros desarrollos.

«Este proyecto con POC es un buen ejemplo de nuestro espíritu innovador en seguridad», dijo Malin Ekholm, director del Centro de Seguridad de Volvo Cars y uno de los más destacados ingenieros de seguridad de la compañía. «Con frecuencia desarrollamos nuevos métodos de prueba para escenarios de tráfico difíciles. Nuestro objetivo no es solo cumplir con los requisitos legales o superar las pruebas de calificación. Contrariamente, vamos más allá de las calificaciones usando situaciones de tráfico real para desarrollar tecnologías que mejore aún más la seguridad».

Con más de 60 premios internacionales de seguridad, innovación y diseño, POC construyó su propio prestigio desafiando las opiniones convencionales y buscando en nuevas investigaciones, en la ciencia y la innovación para presentar avanzar en nuevas formas de pensamiento para reducir los accidentes.

«Como para Volvo Cars, la seguridad es el centro de nuestra misión; ella conduce todas nuestras ideas e innovaciones», expresó Oscar Huss, director de desarrollo de producto de POC. «Trabajando estrechamente con líderes científicos en el Laboratorio POC nos esforzamos por encabezar el camino de la introducción de nuevas ideas en seguridad. Los estándares de certificación son esenciales, pero ellos no deben limitar nuestro deseo de mirar más allá de estos parámetros para encontrar mejores e innovadoras vías para reducir las consecuencias de los accidentes».

En los últimos años Volvo Cars se ha enfocado también en proteger a las personas fuera de sus vehículos.  Por ejemplo, la firma automotriz lanzó el 2010 su detección de peatones con frenado automático y en 2013 la detección de ciclistas con frenado automático.  Ambas tecnologías se convirtieron en un estándar de la marca, formando parte del sistema City Safety que se incluye de serie en sus vehículos, contribuyendo así a mejorar globalmente la seguridad vial.

En una colaboración anterior, Volvo Cars y POC trabajaron en un proyecto piloto para conectar los cascos de los ciclistas y los vehículos con el propósito de ayudar a evitar accidentes.

Nota para editores:

  • Este Proyecto de investigación es parte de un proyecto más amplio para entender los tipos de lesiones de largo plazo que sufren los ciclistas y desarrollar los principios de protección que aporten beneficios en la seguridad vial.
  • Los actores involucrados en ese gran proyecto son Volvo Cars, POC, KTH Royal Institute of Technology, MIPS y Autoliv. El proyecto es financiado parcialmente por Vinnova. Los aprendizajes derivados de esta investigación estarán disponibles para el público.
  • El Laboratorio POC es el foro científico de POC, que reúne a expertos de la medicina y de distintas disciplinas para respaldar y asesorar a POC con el propósito de que sus desarrollos en el ámbito de la protección sean los más avanzados y confiables del mercado.

Más información en: https://volvocarcolombia.com/noticias